CÓMO SOBREVIVIR A UNA ENTREVISTA – PARTE II

COMO SOBREVIVIR A UNA ENTREVISTA 2

¡Hola!
Hoy os traigo la segunda parte del post Cómo sobrevivir a una entrevista – Parte 1.
Si no habéis leído la primera parte, allí os hablaba de los mejores looks para llevar a una entrevista de trabajo dependiendo del sector y del tipo de entrevista.
Pero eso fue en la primera parte, hoy en la segunda, os traigo 5 consejos para afrontar una entrevista de trabajo, en cuanto actitud se refiere.
¿Empezamos?
1
Antes de ir a  la entrevista – si es posible unos días antes -, siéntate y reflexiona sobre tus puntos positivos y tus puntos negativos. Realmente te recomiendo que hagas dos listas, una que se refiera al ámbito laboral y la otra que se centre en el ámbito de las entrevistas.
¿Por qué estas dos listas?
Para estar preparado. Si haces una lista con tus defectos y virtudes en las entrevistas, podrás intentar solventar esos “problemas” y potenciar tus virtudes. La lista sobre el ámbito laboral te ayudará a ir preparado ya que, normalmente, tus puntos positivos y negativos es una de las preguntas más frecuentes de las entrevistas de trabajo.

2

A veces ensayar un discurso o preparar más o menos todo lo que quieres decir ayuda. Coge un papel, escribe tus experiencias laborales, tus estudios y tus aptitudes. Si ya has asistido a varias entrevistas puedes tomar como referencia las típicas preguntas que suelen hacer.
 
Destaca las experiencias que tu consideres importantes o que creas que pueden ir más enfocadas al trabajo que vas a desempeñar y, sobretodo, no te preocupes si tu experiencia laboral no concuerda con lo que has estudiado, puedes destacar tus motivaciones y sobretodo tus ganas de poner en práctica los conocimientos adquiridos. Si por el contrario  tus estudios no van relacionados con el puesto, destaca tus experiencias  y el por qué crees que eres la persona idónea para el puesto.
3
Este punto va algo relacionado con el anterior. Es muy importante que conozcas en profundidad – o la profundidad que deje el anuncio – el puesto de trabajo. Si te comentan que es una empresa de automoción afincada en X pueblo de Barcelona, intenta averiguar que empresa es, investiga sus valores y lo que buscan en una persona.
Si sabes el nombre de la empresa… ¡todo es más fácil!
4
Y si, es muy fácil decirlo y muy difícil hacerlo, pero inténtalo. Respira con profundidad, tómate una tila si hace falta pero ¡relax!
 
Recuerda que los nervios sólo pueden traicionarte, así que… adelante y ve corriendo al punto número 5…
5
Tengas o no experiencia en el puesto de trabajo ofertado, cumplas o no todos los requisitos, sea o no sea el trabajo de tu vida…

TÚ VALES, NO DEJES QUE NADIE TE DIGA LO CONTRARIO. 

Ten una actitud positiva, destaca tu entusiasmo, tus ganas de aprender y, con eso, ¡te comerás el mundo!.Espero que os haya gustado el post y os haya ayudado.

¡Hasta la próxima!

CÓMO SOBREVIVIR A UNA ENTREVISTA – PARTE I

COMO SOBREVIVIR A UNA ENTREVISTA 1

¡Buenos días!

Hace unos días, mi amiga N me dijo que tenía una entrevista de trabajo y me pedía consejo para afrontarla. Básicamente me preguntaba por cómo vestir y cómo actuar una vez allí. Me gustaría hablaros de ello así que dividiré el post en dos y así poder explayarme en cada una de sus partes y no hacerlo excesivamente largo.

¡Vamos a ello!

1

Obviamente no es lo mismo ir a una entrevista de trabajo en un restaurante de comida rápida que en un banco – sin desmerecer a nadie -. Tampoco es lo mismo presentarte a una entrevista en un colegio que para trabajar en un restaurante de cinco estrellas, por eso, lo primero que debemos hacer es DEFINIR si debemos ir o no ir muy arreglados a una entrevista. Y si, se puede ir no muy arreglado a una entrevista.

Aquí te dejo dos preguntas que deberás responder para saber cómo de elegante ir a tu entrevista ☺

¿CÓMO DE ARREGLADOS VAN A TRABAJAR?

EN EL SECTOR… ¿VISTEN TODOS IGUAL?

¿QUÉ TIPO DE ROPA LLEVAN? – Jeans, traje,… –

 

2

Una vez respondidas estas preguntas, toca elegir la ropa más adecuada para el tipo de entrevista al que nos vamos a presentar. Os pongo cuatro ejemplos basados en mi experiencia laboral y las entrevistas a las que he ido presentándome:

Ejemplo 1: Cadena de tiendas del mundo del deporte muy conocida. Buscan básicamente estudiantes y, antes de acabar la carrera tiré el currículum. Me llamaron y tocaba decidir como iba a ir vestida. Fijándome en el tipo de trabajo (almacén, administrativa, responsable de equipo) y los valores de la compañía, deduje que no hacía falta ir muy arreglada a la entrevista. Además valorarían que llevara detalles deportivos o corporativos.

¿Qué me puse? Unos vaqueros normales, manoletinas planas, una camiseta básica y una americana gris estilo deportivo. Además, como anteriormente había visitado sus tiendas, me puse un reloj que me compré en una de ellas. Le daba un toque deportivo y corporativo al look.

No cometer el error: Por mucho que sea un establecimiento deportivo o la logística de esta, no caer en el error de llevar chandal. Puedes darle toques deportivos al look pero no deja de ser una entrevista de trabajo.


Ejemplo 2: Conocido supermercado francés, trabajo para la campaña de navidad. El puesto al que iba bien bien no lo sabía, sólo sabía que necesitaban gente para hacer frente a la campaña de navidad. Como no sabía si iba a ser la entrevista y sé que los directivos del centro, el personal de caja etc, van con ropa arreglada, opté por hacerlo pero no ponerme demasiado formal puesto que el trabajo en si no lo requería.

¿Qué me puse? Opté por unos vaqueros negros, manoletinas negras y americana negra. El toque de color lo dí con una blusa de color rosa oscuro pero no lo suficientemente oscuro como para que resaltara.


Ejemplo 3: Secretaria en una conocida caja. Aquí si que sabía que iba a ir a un sitio en el que tienes que ir de punta en blanco. Opté por un look muy similar al del ejemplo 2 pero con pequeñas variaciones.

¿Qué me puse? El patrón fue el mismo pero, en vez de ponerme unos pantalones vaqueros negros, opté por unos pantalones de traje negros. Además, también cambié el color de la camisa – opté por el azul – y me puse zapatos de tacón para dar el broche final.


Como podéis observar son tres situaciones distintas en las que el look puede ser parecido – o muy diferente – pero ser acorde al tipo de empresa/sector al que te presentas. Igual a un restaurante de comida rápida puedes ir en bambas pero a un restaurante de 5 estrellas no…

3


Otro de los factores que da mucho juego es el de los complementos. Seas hombre o mujer, llevar los complementos adecuados y acordes al look elegido es de vital importancia.

Si eres hombre y llevas un look sobrio y serio, puedes darle un toque de modernez con una corbata de un color estridente – amarilla, roja, azul klein… – pero sólo si el look es sobrio. Si por el contrario apuestas por darle ese toque de estridencia a la camisa o a la americana, procura que todo lo demás no destaque.

En el caso de las mujeres es todo mucho más complicado. Si llevamos pendientes o un collar estridente – yo recomiendo que no -, no resaltaremos nada más en el look. Si por el contrario llevamos un look serio, podemos jugar con dar ese toque de estridencia con el bolso – en un color más chillón que dé toque o color al outfit -, o bien resaltar los zapatos.

Y recuerda, los complementos tienen que ir acorde al tipo de ropa que elijas. No vale un look serio si el reloj es de deporte o, por el contrario, ir más informal y plantarte el rolex de tu abuelo te dejó en herencia.

4

En el caso de los hombres más o menos lo tenéis todo hecho con los puntos anteriores. El caso de las mujeres se alarga y es un poco más complicado aunque este punto se basa principalmente en dos aspectos: MAQUILLAJE y MANICURA.

Llevar un maquillaje discreto y destacando la naturalidad de la persona te será de más ayuda que tirarte ocho horas maquillándote. Vas a una entrevista de trabajo, no a un carnaval. Optar por tonos nude o tierra es lo más acertado en estos casos ya que los tonos oscuros se suelen usar más para la noche.

En cuanto a la manicura – hombres y mujeres – deberíamos llevar las manos arregladas. Las uñas mordidas quedan feas, así como las que tienen basurilla dentro de la uña – con la típica linea negra -. Llevar las manos arregladas y limpias dice de ti más de lo que piensas.

Además, si optas por llevar las uñas pintadas, recuerda no usar tonos muy estridentes, contra más natural todo mejor.

Y hasta aquí todo por hoy. ¡En breve la segunda parte!

CÓMO ENCONTRAR TRABAJO A TRAVÉS DE FACEBOOK

como encontrar trabajo a traves de facebook.jpg

¡Hola!

¡Ya estamos aquí de nuevo con otro post!.

Hoy me gustaría empezar con dos preguntas para que os respondáis a vosotros mismos:

 4

Muchos de los que leeréis este post ya lo sabéis, yo administro unas cuantas páginas de búsqueda de empleo en Facebook. Como administradora, soy muy machacona con las normas del grupo, el qué hacer, el cómo hacerlo y, todo, con la única y exclusiva pretensión de ayudar.

Por eso y para que podáis complementar vuestra búsqueda de empleo en esta red social.

1

Antes de nada quiero dejar claro que si alguien te quiere encontrar en Facebook, te encuentra. Tengas de nombre Perico de los palotes  o tu nombre real. ¿Con esto qué quiero decir? Como sabéis, las empresas cada vez se dedican a “investigar” a sus candidatos en las redes sociales, por tanto, da igual que te escudes en un perfil falso que, por H o por B, acabarán dando contigo.

En estos casos siempre recomiendo tener puesto el nombre real, pero entiendo que haya a gente que no le guste. Eso si, si no ponéis vuestro nombre real, al menos, escogerlo con gusto, que por ahí hay más de una Morenika y eso no queda ni bien ni profesional.

2

Pongamos que la empresa encuentra tu perfil de Facebook. ¿Quieres que vea las fotos en bikini de tu novia o el pecho lobo de tu chico? Imagino que no. Creo que es muy importante tener el muro de Facebook e incluso las fotos – la de portada obviamente no se puede, pero podéis elegir alguna foto con gusto -.

Además, otro tema por el cual privatizar el muro es por los temas que generan polémica. Por ejemplo, podemos tener un jefe pro taurino y, nosotros en nuestro muro, publicar posts antitaurinos de manera abierta.

3

Por último creo que este es el punto más importante. Tener un buen comportamiento en las redes es fundamental. Y, ahora, me meto de lleno en el tema Facebook, grupos de ofertas y, más en concreto, en mi punto de vista como administradora. ¿Cómo podemos tener un buen comportamiento en Facebook?

  1. Leer bien las ofertas que se cuelgan. Recordad que la gente que las cuelga no gana nada con ello, sólo pretende ayudar. Posiblemente esta persona esté también buscando empleo o bien tenga trabajo, es decir, que no tiene tiempo para estar resolviendo nuestras dudas. Es tan fácil como googlear la dirección del establecimiento / empresa que se oferta, Si no sabemos el número de teléfono, pues googleamos el nombre y seguramente no salga. ¡Google es la leche!
  2. No crear polémicas. Uno de los grandes errores de las redes sociales es creer que todo lo que se opina es valido, por el simple hecho de estar detrás de una pantalla. Entiendo que hay ofertas que no pueden gustar a todo el mundo, por ejemplo, se busca cuidadora para el zoo de Barcelona. Habrá gente que esté a favor de los zoos y gente en contra, pero eso no nos da la protestad para empezar a desvirtuar una oferta y decir lo malos malísimos que son por querer postularse.
  3. Evitar la vagancia. Y con esto me refiero a el típico “Me interesa” que se suele ver. Va muy relacionado con el número 1. Si en una oferta dice, textualmente, dejar CV en la tienda hay que hacer eso. No poner “Me interesa”  y, ni mucho menos, dejar el número de móvil – madre mía… ¡a saber lo que pueden hacer con vuestro número de móvil, no entiendo la gente que lo deja así, a sus anchas-.

Y, sobretodo, RECORDAD: Facebook puede ser una buena arma para encontrar trabajo – gracias a sus grupos – pero también puede ser vuestro mayor enemigo si no controláis sus aspectos básicos.

¡Nos leemos en el próximo post!